Nuevas Metodologías Educativas con GoConqr

aula-invertida-goconqr-edutic-ecuador

Con el uso de las nuevas tecnologías surgen retos importantes en el ámbito académico.   Como ha quedado demostrado en diversos estudios, en el informe sobre habilidades digitales de la OCDE publicado el pasado mes de Septiembre, su implementación no basta.

Para realizar un uso efectivo de las mismas, es necesario que adaptemos nuestros métodos de enseñanza en torno a ellas. Por este motivo, en la actualidad están tomando fuerza una serie de metodologías educativas que hacen extensivo de las nuevas tecnologías.  La mayoría de estas metodologías no son nuevas pero se han reinventado gracias a las posibilidades que nos ofrece Internet.

Veamos algunas de ellas:

Aula Invertida

aula-invertida-goconqr-edutic-ecuador

El aula invertida, también conocida como The Flipped Classroom, es un modelo pedagógico que se basa en los siguientes principios:

  • Ofrecer indicaciones por anticipado para que el alumno prepare la lección antes de acudir al aula.
  • La cultura de aprendizaje, es decir, hacer a los alumnos protagonistas y responsables de su proceso de aprendizaje sin que el profesor sea el epicentro de todo el material.
  • Clases participativas incluyendo preguntas, debates y aplicaciones prácticas de los conceptos aprendidos.

De esta manera, se invierte el modelo tradicional de aprendizaje en el que los alumnos tienen el primer contacto con la materia en clase y, posteriormente, realizan la tarea para reforzar los conceptos aprendidos.

Más información sobre el aula invertida aquí

Aprendizaje Basado en Problemas

El aprendizaje basado en problemas, también conocido como aprendizaje basado en proyectos o PBL por sus siglas en inglés, es un modelo pedagógico que pretender extender las fronteras del aprendizaje mucho más allá del marco teórico tradicional, incluyendo retos similares a los del mundo laboral para que los estudiantes desarrollen al máximo sus capacidades.

Más información sobre el aprendizaje basado en problemas aquí

Blended Learning

Blended-Learning-GoConqr-edutic-ecuador

El blended learning se basa en añadir componentes online a los métodos de enseñanza tradicionales para así multiplicar sus posibilidades. Dentro de este concepto pueden tener cabida muchos otros incluidos el resto de metodologías de este artículo. La clave es utilizar las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías para favorecer el proceso de enseñanza aprendizaje.

Más información sobre el blended lerarning aquí

Aprendizaje Activo

Aprendemos un 10% de lo que leemos, un 20% de lo que oímos, un 30% de lo que vemos…. ¡y un 87% de lo que hacemos! Por esta razón, los profesores deben facilitar que sus estudiantes se involucren constantemente en su aprendizaje y que adopten un enfoque activo en lugar de uno pasivo.

Más información sobre el aprendizaje activo aquí

Evaluación Frecuente

La evaluación es un aspecto clave del aprendizaje ya que permite identificar el progreso para así reforzar las áreas necesarias. Gracias a las nuevas tecnologías, es posible realizar evaluaciones formativas de manera mucho más frecuente y obtener los resultados de manera instantánea para así monitorizar el conocimiento de los estudiantes en todas las fases del aprendizaje.

feature_quiz1-edutic-ecuador

Descubre más sobre la evaluación frecuente aquí

La plataforma educativa GoConqr cuenta con una serie de herramientas gratuitas que permiten desarrollar estas metodologías educativas de manera eficaz. Con ella es posible gestionar todos los elementos de un proceso de enseñanza-aprendizaje desde el mismo lugar para así obtener los mejores resultados.

Entre otras características, GoConqr cuenta con herramientas para crear mapas mentales, fichas, diapositivas, tests y apuntes online, además de más de 3 millones de recursos ya creados por sus usuarios y que están disponibles en su biblioteca virtual.

Te animamos a probarla!

Bloguero invitado por edutic Ecuador:

Diego Santos
Responsable de Contenidos
goconqr-edutic-ecuador

Estado del Aula 2.0 en Ecuador

En una amena conversación con Mauricio Ramirez (Decano de Economía y Negocios de la UEES) verificamos como las TICs están ayudando a conectarnos más y mejor con los estudiantes gracias a las múltiples formas en que interactuamos con ellos (presencial y online). Hoy la concentración está más en compartir las experiencias del profesor y no solo en transmitir los materiales de referencia de la materia impartida. Los invitamos a ver este video en donde podrán verificar la experiencia de esta Facultad de la UEES en la mejora de los procesos educativos usando TICs mientras caminamos hacia un Aula 2.0 en Ecuador.

Sobre la unión entre la Tecnología y las Humanidades.

Fuente:  Nehuén Mingote Kisler @nehuen
Imagen
Steve Jobs era un ferviente creyente de la la unión entre la tecnología y las humanidades, creía que ambos afluentes debían confluir casi naturalmente para resultar en un río de sabiduría, innovación y progreso. Como bien sabemos, no sólo por los hechos sino también por la biografía oficial escrita por Walter Isaacson, Jobs revolucionó varias áreas y numerosas industrias como la musical, la de la animación y el cine, y claro, la de las computadoras personales. Ahora bien, su biografía oficial también ofrece su mirada sobre algo que será desvelado en tan sólo días: su legado, los planes que Apple tiene para la educación.
Por lo que conocemos de la vida personal de Jobs, existen tres grandes y recientes momentos en los que él expresó abiertamente la necesidad de cambiar el sistema educativo, en los que dejó entrever los planes de Apple de seguir su expansión hacia este área: en una cena con Rupert Murdoch, en una reunión con Barack Obama, y en una visita de Bill Gates.
El 24 de febrero de 2011, Rupert Murdoch, el conocido empresario de los medios, estaba de paso en Palo Alto, California, y cenó con Jobs y su familia (aquel originalmente desconocía que era el cumpleaños número 56 del cofundador de Apple). Además de discutir el rol de las empresas, y sus huellas y legados culturales en la sociedad, uno de los temas centrales esa noche fue la educación. De acuerdo con Murdoch, Jobs fue un tanto pesimista y, a diferencia de él, no creía que la tecnología podría modificar al sistema educativo. Sin embargo, ambos estuvieron de acuerdo en que el negocio de los libros y de los manuales de texto en papel sería sacudido por los formatos digitales y por los ebooks. Es más, estos serían el siguiente objetivo para Jobs:
”(…)Jobs tenía su mirada puesta en los libros escolares como el próximo negocio a transformar. Él creía que era una industria de 8 mil millones de dólares anuales lista para la destrucción digital. Estaba asombrado por el hecho de que muchas escuelas, por razones de seguridad, no tenían casilleros entonces los niños deben cargar sus mochilas pesadas. “El iPad resolvería eso,” dijo. Su idea era contratar a los mejores escritores de libros de texto para crear versiones digitales y hacerlas una característica del iPad. Adicionalmente, llevó adelante reuniones con las grandes editoriales, como Pearson Education, con la idea de asociarse. “El proceso por el cual los estados certifican los libros de texto es corrupto,” dijo Jobs. “Pero si podemos hacerlos gratuitos y presentarlos en el iPad, entonces no tendrían que ser certificados. La decadente economía durará por lo menos una década y nosotros podemos darle una oportunidad de evitar todo el proceso y ahorrar dinero”.”
Entonces, en palabras de Jobs, dos son las características fundamentales en la estrategia de Apple frente a los manuales de texto: la movilidad (tener un sinfín de libros en el iPad), y la accesibilidad (que sean gratuitos y eviten las engorrosas certificaciones). De este modo, eliPad se convertiría en el único libro por excelencia en la mochila de los estudiantes y en las aulas.
Un segundo momento, un tanto más crítico y político fue la reunión de Jobs con el presidente de los Estados Unidos Barack Obama. Organizado por la esposa de Jobs y de 45 minutos de duración, este encuentro también abordó la situación educativa en el país anglosajón, problemática que puede ser trasladada a todo el mundo. El cofundador de Apple le dijo al mandatario que el sistema educativo era anticuado, que los maestros y profesores debían ser tratados como profesionales y no como obreros en una línea de producción, y que los materiales de estudio no sólo debían ser digitales e interactivos sino que debían ser confeccionados, personalizados para cada estudiante:
“Jobs también atacó al sistema de educación norteamericano diciendo que era anticuado y que estaba dañado por las reglas de la unión de trabajadores. Hasta que la unión de maestros esté en quiebra, casi no hay esperanza en una reforma educativa. Los maestros deberían ser tratados como profesionales, dijo, y no como obreros de la línea de producción. Los directores deberían ser capaces de contratarlos y de despedirlos basándose en su capacitación. Las escuelas deberían estar abiertas hasta las 6 p.m. y funcionar once meses al año. Era absurdo, agregó, que las aulas estadounidenses aún se basaran en maestros parados frente a la pizarra y usando libros de texto. Todos los libros, todo el material de aprendizaje y las tareas deberían ser digitales e interactivas, confeccionadas para cada estudiante y ofreciéndoles feedback en tiempo real.”
Sin lugar a dudas, aquí notamos una suerte de cambio y evolución en la opinión de Jobs: la tecnología ahora sí comenzaba a ser algo central en la educación. Adicionalmente, siento que en este momento Jobs supo ir más allá y elaborar un pensamiento muy complejo y avanzado en materia pedagógica: hay que sacarle provecho a las herramientas actuales y dar un giro de 180 grados en la forma en que las aulas y las escuelas funcionan. Los maestros y profesores deben dar un paso al costado en sus métodos verticales de enseñanza, deben abandonar la “cátedra” y trabajar a la par con sus estudiantes.
Una tarde de mayo de 2011, Bill Gates visitó a Jobs en su casa y charlaron por más de tres horas, los dos solos. Según recuerda Gates, fue una tarde agradable, reflexiva, y de dos dinosaurios de la industria mirando hacia atrás. La educación también estuvo presente en este encuentro, y el fundador de Microsoft compartió la preocupación de Jobs sobre el poco protagonismo de la tecnología en las aulas, y sobre la necesidad de clases personalizadas frente a las lecciones anticuadas:
”(…)hizo algunas preguntas sobre la educación y Gates bocetó su visión de cómo deberían ser las escuelas del futuro, con estudiantes mirando lecciones en vídeo por su cuenta y usando el tiempo en clase para la discusión y para solucionar los problemas. Ellos acordaron que los ordenadores habían tenido, hasta el momento, poco impacto en las escuelas –menor que en otras áreas de la sociedad como en los medios, en la medicina, y en el derecho. Para que esto cambie, dijo Gates, los ordenadores y los dispositivos móviles deberían enfocarse en presentar lecciones más personalizadas y feedback motivacional.”
A tan sólo días del gran evento educativo anunciado por Apple y a partir de las predicciones de Dani y de la biografía de Isaacson, es posible vislumbrar cuáles serán los próximos pasos de la compañía liderada por Tim Cook. La aparición de los libros escolares y de los manuales de texto en la iBook Store es inminente, y pasaría a complementar la maravillosa sección de podcasts de iTunes U. Me cuesta un poco creerlo pero, como mencioné, existe la posibilidad de que estos materiales sean gratuitos. Siguiendo de algún modo los propuesto por Chris Anderson en su libro Free, ofrecer contenidos educativos de manera gratuita ayudaría a la venta de iPads. Adicionalmente, si Apple también se llevase la aplicación de iBook a los equipos Mac, las ventas no sólo salpicarían a las otras líneas de productos sino que también impulsaría el uso de la sincronización y del servicio en la nube iCloud. El único obstáculo que veo en esto son las editoriales, como sucedió originalmente con iTunes Store y las discográficas, y con Newsstand y el servicio de suscripciones a diarios y revistas.
En cuanto a la reducción del precio del iPad, no creo que sea generalizado sino parte de un programa fijo para estudiantes, algo como lo que suele suceder todos los años con la campaña de vuelta a clase.
Finalmente, existen algunos detalles que no puedo dejar pasar, que son combustible para la especulación y para mis sueños digitales y educativos. En otras palabras, amaría poder ver un “One More Thing…” que revele alguna herramienta educativa deslumbrante. Es de conocimiento popular el amor de Steve Jobs y todo su equipo por los encuentros casuales y la creatividad, por lo general mediados por una pizarra blanca. ¿Imaginan el anuncio de una pizarra interactiva con la tecnología de Siri y que se integre sin dificultades a los iPads de la clase? Sí, es un sueño, irreal para muchas escuelas y para muchos países, pero eventualmente posible. La única certeza es que Apple sentará las bases para cambiar la educación y para darle difusión a muchos proyectos que ya lo están haciendo. La introducción de iPads y de libros digitales en las clases serán la semilla de la revolución educativa, el próximo paso será actualizar el firmware de los maestros y profesores.

Profesores 2.0, en El Mundo (Bloguero invitado: Enrique Dans)

Iván Fombella, de El Mundo, me envió algunas preguntas por correo electrónico para su artículo de hoy titulado “Profesores 2.0: la comunidad docente sale al encuentro de la sociedad en el entorno digital” (pdf), en el que me cita, junto con buenos amigos y compañeros de profesión como Sonia Blanco o Jose Luis Orihuela.

A continuación, el intercambio completo de preguntas y respuestas que mantuve con Iván:

P. ¿Cómo cree que deberían usar los profesores universitarios las redes sociales?

R. Las redes sociales tienen una importancia fundamental de cara a la construcción de la imagen de los alumnos en la web, que es el lugar en el que precisamente los buscan las empresas que potencialmente les ofertarán empleo. Los profesores deberían incentivar el uso de las redes sociales como una herramienta de entrega de trabajos (hay mucho a ganar para el profesor en capacidad de evaluación cuando los trabajos son entregados públicamente), de participación del alumno, de exposición de temas o de planteamiento de dudas. Además, el profesor debería aspirar a convertirse en referente en el tema sobre el que imparte clase, y que esa capacidad de referencia tuviese un escaparate en la web social.

P. ¿Es difícil compaginar el ser ameno (para tener un buen número de seguidores y así poder llegar a más gente) con ser riguroso en lo que se dice? ¿Cuál es la ‘fórmula’ (o las ‘fórmulas’)?

R. No es difícil en absoluto. Se trata simplemente de tener un poco de capacidad de empatía con la audiencia que hay al otro lado, de aplicar algo de inteligencia emocional, ponerse en el lugar del lector y tratarlo como a uno le gustaría que le tratasen en ese contexto. Por otro lado, hacerlo bien no implica tener “un buen número de seguidores”, sino llegar al público al que se quiere llegar. La cantidad de seguidores no es una métrica indicativa de que se está haciendo bien.

P. ¿En España vamos muy retrasados en este aspecto (el del uso de redes sociales y blogs por los profesores) con respecto a otros lugares

R. En España, el contexto de la actividad educativa dificulta la aplicación de este tipo de cuestiones. Profesionales desmotivados, mal pagados, enfocados a otro tipo de cuestiones, incentivados en el sentido erróneo… todos los muy conocidos males de la educación española se alían para hacer que en este tipo de cuestiones nos encontremos notablemente retrasados con respecto a nuestro entorno comparable. En otros países, las redes sociales se están incorporando al proceso educativo de una manera natural, a medida que progresa su adopción. En España, educación y redes sociales siguen por el momento evoluciones disjuntas, no suelen situarse dentro de una misma frase.

P. ¿Cree que estos nuevos entornos están ayudando a tener una relación más cercana con los alumnos y otros profesores o investigadores? ¿O más bien al revés, la ha expandido a más personas, pero haciéndola más lejana?

R. La presencia en la web social ofrece un anclaje que cualifica la interacción. No es lo mismo interactuar con una persona de la que simplemente “has oído” que sabe de un tema, que hacerlo cuando has tenido la oportunidad de leer toda la información que publica de sí mismo en la web social. Si una persona publica sus trabajos, sus artículos, sus opiniones, etc. en la web social, ofrece la posibilidad de un contacto mucho más centrado en unos objetivos determinados, y sensiblemente más cualificado. Además, la presencia en la web social suele aprovecharse para hacer pública no solo la información de contacto, sino también las preferencias del mismo, lo que facilita sensiblemente la interacción. Antes no podías contactar si no tenías un teléfono o conocías a un contacto común. Ahora, enviar un tweet, poner un mensaje en un muro de Facebook o enviar un correo electrónico son medios que están al alcance de cualquiera.

http://www.elmundo.es